LOS CENTAUROS – EN LOS ORIGENES DE LA VIOLENCIA MASCULINA de ZOJA LUIGI

9789877191325

Leer LOS CENTAUROS – EN LOS ORIGENES DE LA VIOLENCIA MASCULINA de ZOJA LUIGI

En 2018 la editorial FONDO DE CULTURA ECONOMICA presentó LOS CENTAUROS – EN LOS ORIGENES DE LA VIOLENCIA MASCULINA de ZOJA LUIGI, un libro verdaderamente interesante que desde aquí recomendamos.
Es más, si ustedes están interesados en las novedades vinculadas a la temática Psicología deberían tomarse un tiempo para leer este libro porque seguramente les gustará.

Accede a tus E-Books Favoritos!
Datos del Libro
Autor: ZOJA LUIGI
Idioma Original: ESPAÑOL
ISBN: 9789877191325
Cantidad de Páginas: 210
Año de Edición: 2018
Editorial: FONDO DE CULTURA ECONOMICA
Edad Recomendada: ADULTOS
Estado: Disponible.

LOS CENTAUROS – EN LOS ORIGENES DE LA VIOLENCIA MASCULINA de ZOJA LUIGI Sinopsis

Hordas de machos en el frenesí de una violación colectiva: una depredación que se repite desde los comienzos de la historia, atraviesa inmutable los procesos civilizatorios, se prolonga hasta el corazón del siglo XX y actualmente ocupa un considerable espacio en las crónicas policiales. Tanto si se produce como crimen de guerra, contribuye a fines genocidas o se «normaliza» en una brutalidad cotidiana en tiempos de paz, conserva siempre los mismos aspectos instintivos de la barbarie más arcaica. Es el cono de sombra de la identidad masculina. Los centauros de la mitología griega, seres mitad hombre, mitad animal, representan su forma más extrema.Luigi Zoja -psicoanalista reconocido internacionalmente por su investigación sobre el otro polo masculino, el del padre- sondea los motivos del centaurismo como contagio psíquico y recorre sus manifestaciones, desde la esclavitud sexual de las mujeres nativas durante la colonización de América Latina hasta el epílogo sin honor de la Segunda Guerra Mundial. A diferencia de la furia bélica, que desde Homero en adelante ha generado narraciones, la violencia sexual produce, por lo general, silencio. En términos de Zoja, «deshumaniza a la víctima, pero también al agresor, porque destruye en ambos una de las capacidades más humanas, la de narrarse».Traducción: María Julia De Ruschi.

Valoración de los Lectores: 6.75 puntos.